El marketing en la era Trump

Desafiante, irrespetuoso, ególatra pero estamos hablando de él. El marketing lo es todo y la excepción no iban a ser los candidatos de, tal vez, la elección mas conflictiva, ácida y sucia de EE.UU. Como es posible que un candidato encarnando el anti-marketing haya llegado tan lejos? multimillonario pero, paradójicamente, no invirtio un solo dolar para compra de espacios en medios: sin embargo los medios no dejaron de hablar de él. Se posicionó como un producto, no como un politico, recurrio a un slogan tan ambicioso como él mismo “Vengo a hacer grande nuevamente a EE.UU”.
Obama tuvo un manejo ejemplar de la comunicacion y redes sociales, mientras que Trump nos deja una incognita basada en una confianza suprema que minimiza y hasta denigra a quien, audacia de por medio, permita enfrentarlo: “Yo soy el exito, que podes perder al votarme?”. Indudablemente un producto que avasalla a la competencia sin margen para el dialogo y sin sonrojarse de su vanidad. Llego el momento de tomar nota de la realidad y aceptar que existen escenarios y consumidores a donde podemos llegar con el marketing mas extremo y desafiante.

trump_election_ee-uu